La Picasa SIGUE REBALSANDO

El desborde es contenido por el canal de la Alternativa Norte

La laguna La Picasa está reduciendo su ritmo de crecimiento, y continúa desbordando por el canal que se construyó para conducir hacia la laguna El Chañar (en Teodelina), los excedentes que debería extraer la estación de bombeo. Hoy la laguna, superado el límite de crecimiento, rebalsa en forma natural por ese canal (foto) que conduce el agua en forma controlada hacia Teodelina, y de allí a la laguna de Junín y la Cuenca del Río Salado en Buenos Aires.

Afortunadamente y gracias a la reducción del régimen de lluvias típico de la época invernal, los caudales que ingresan a La Picasa son menores y el desborde se produce lentamente. Por esto, no se cumplieron los pronósticos de quienes temían un rebalse descontrolado, con consecuencias catastróficas para las localidades ubicadas aguas abajo de la laguna. Aún no se ha informado sobre la magnitud del caudal que rebalsa por el canal de la Alternativa Norte, pero se estima que sería menor a los 6 metros cúbicos por segundo. Es decir dentro de los parámetros con que fue construido el canal que conduce el agua hasta Teodelina.

Check Also

Las Nuevas Pistas de la Efedrina

Tres Arrepentidos, una Cuenta en Paraguay y un DJ Millonario Esta semana se cumplen nueve …